Prestamistas particulas creditos y viviendas

La Generalitat cobrará en los bancos por cada piso vacío una cantidad anual que oscilará entre 500 y 1.650 euros. Según el anteproyecto de ley presentado este viernes por el gobierno catalán, este impuesto no se aplicará a todos los inmuebles desocupados. Los bancos sólo tendrán que pagar por aquellos pisos que haga un mínimo de dos años que no están habitados y que se encuentren en uno de los 70 municipios en los cuales el Gobierno ha determinado que existe una “demanda acreditada de vivienda”. Los más importante es encontrar prestamistas particulares privados de confianza que puedan facilitarnos el crédito.

La ley contempla la posibilidad de anular el cobro de este impuesto a aquellas entidades que destinen a alquiler asequible el doble de pisos de los que tienen vacíos. Es decir, si un banco acumula 1.000 inmuebles no habitados por más de dos años pero destina 2.000 a alquiler de precio asequible, no pagaría nada. Esta bonificación también se aplicará, en porcentajes más reducidos, dependiendo de los inmobles destinados a alquiler asequible que tenga cada entidad.

Con esta iniciativa la Generalitat prevé recaudar entre 8 y 25 millones de euros, que se destinarán a financiar políticas de vivienda. La cantidad que los bancos tendrán que pagar por cada piso dependerá del número de pisos vacíos que acumulen. Cuanto más viviendas desocupadas tengan, más tendrán que pagar por cada ud.

La Generalitat calcula que actualmente hay 80.000 viviendas nuevas pendientes de vender en Cataluña y unos 450.000 pisos vacíos. De todos estos, el Gobierno estima que el impuesto podría llegar a grabar un total de 21.700 inmuebles.

La administración catalana justifica esta iniciativa para reducir la bolsa de viviendas vacíos en manso de entidades financieras y recuerda que este tributo ya se aplica en otros países, como Francia, el Reino Unido o Dinamarca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *