¿Qué tener en cuenta al comprar una vivienda?

comprar vivienda

Lo primero que se debe realizar antes de comenzar a buscar y/o comprar una vivienda consiste en establecer un presupuesto orientativo y para eso hay que tener en cuenta que la suma de dinero que se destinará para la adquisición del inmueble, que no debería ser mayor al 40% de los ingresos netos que se perciben mensualmente.

Cosas a tener en cuenta al comprar una vivienda

casa idealPor eso es preciso dividir entre 12 los ingresos netos que se perciben al año, calcular el 40% de dichos ingresos mensuales (lo cual se puede lograr al multiplicarlos por 0,4) y así se obtendría el total de lo que sería la “mensualidad ideal de la hipoteca”.

Así y basándose en dicha mensualidad, es posible saber cuál es el total de la hipoteca que se tiene la posibilidad de solicitar.

Es posible sumarle a  la hipoteca la cantidad de dinero ahorrada, teniendo en cuenta que se deben considerar igualmente los gastos iniciales de la compra del inmueble que podría calcularse entre el 10-12% del costo.

Dichos valores deben ser desembolsados al comienzo de la transacción, por lo que tienen que ser agregados al precio de venta. Así, la suma del importe de la hipoteca junto a los ahorros vendría siendo el precio del inmueble que hay que buscar (dentro del cual se incluirán los gastos).

Consejos a considerar al comprar una casa

Escoger la zona

Al momento de escoger la zona de ubicación de la vivienda pueden influir no solo ciertos factores emocionales (cercanía con familiares, amigos, etc.), sino también factores objetivos (precios del área, aparcamiento, transporte, vicios urbanísticos, centros comerciales y áreas verdes, entre otros).

Dichos factores son igual de importantes y conviene tomarlos en cuenta para decidir apropiadamente, y en el caso específico de los criterios objetivos es esencial valorar:

  • El acceso y medios de transporte cercanos disponibles desde y/o hacia el lugar de trabajo, ya que podría permitir un significativo ahorro tanto de tiempo como de dinero.
  • Las tiendas, centros de ocio y servicios de alimentación disponibles en la zona.
  • Los servicios sanitarios.
  • Las guarderías, colegios e institutos, en caso de tener niños.
  • La disponibilidad y cercanía de los aparcamientos.
  • Las áreas dedicadas a las actividades al aire libre, el ocio y la existencia de instalaciones deportivas.
  • Informarse en el Ayuntamiento acerca de Planes Urbanísticos o ejecución de obras públicas dentro del área, ya que podrían ser beneficiosas o perjudiciales tanto para el inmueble como para su entorno.

¿Cómo buscar vivienda?

Después de haber establecido un precio orientativo para el inmueble que se desee adquirir y haber escogido una zona, será posible comenzar a buscar con mayores probabilidades de éxito.

En este sentido existen múltiples opciones, como por ejemplo, anuncios por palabras, prensa enfocada en el mercado inmobiliario y su oferta, servicios autonómicos o municipales, realizando una investigación del área, portales inmobiliarios online y/o acudir a alguna Agencia Inmobiliaria.

En este caso resulta muy conveniente acudir a las Agencias Inmobiliarias  a que al encontrarse dentro del área de interés, resulta bastante probable encontrar una extensa oferta de viviendas y poder informarse sobre la situación de los precios con mayor seguridad.

Escoger la vivienda

Resulta recomendable no tomar ninguna decisión de forma impulsiva, por lo que lo más conveniente suele ser realizar una segunda visita (o todas las que sean precisas) al inmueble, ya que la compra de una vivienda se trata de una decisión de gran importancia que requiere de que el individuo interesado se tome su tiempo para considerar las opciones.

Superficie del inmueble

La superficie del inmueble consiste en una de las características de mayor importancia al comprar una vivienda, por lo que a continuación explicáramos la terminología normalmente usada:

Superficie construida (metros construidos)

Se trata de la extensión total del inmueble, incluyendo cada uno de los elementos presentes (vigas, terrazas, muros y tabiques). Generalmente es el dato señalado dentro de los planos del domicilio.

Superficie útil (metros útiles)

Consiste en la superficie total de la vivienda sin contar el grosor de las vigas, muros y tabiques, etc. Por lo general supone aproximadamente un 15% menos del total de la superficie construida. Mientras que si existen terrazas y las mismas son abiertas, suele considerarse la mitad de su superficie al momento de calcular la superficie útil de la vivienda.

Superficie computable o total

Hace referencia a la superficie construida agregándole la parte proporcional que suponen los elementos comunes, los cuales se tratan de aquellos espacios que son de uso compartido entre los vecinos (jardines, escaleras, el portal, etc.).

De este modo la superficie construida en relación a la superficie total del inmueble, tomando en cuenta los elementos comunes, consiste en el aspecto que define la cuota de participación del domicilio dentro de los gastos de comunidad del edificio, además de ser la base para la tasación del inmueble.

Características del inmueble

Al estar frente a la que podría ser la vivienda a adquirir, es preciso considerar los aspectos mencionados a continuación:

Espacio y distribución

La cantidad de habitaciones y baños, armarios empotrados, recibidores, ventanas exteriores en las habitaciones, estancias de paso, pasillos, trasteros, etc.

Orientación

Los inmuebles exteriores suelen tener una mayor entrada de luz natural, mientras que los interiores destacan por ser más tranquilas y los que se encuentran orientados hacia el interior de la manzana por lo general son silenciosos.

Normalmente se valora en mayor medida las viviendas que están orientadas hacia el sur debido a la cantidad y calidad de la luz natural.

Calidad de la construcción y acabados

acabados obrasSe trata de una garantía de solidez y por supuesto de calidad, por lo que es preciso prestar atención a las baldosas, pintura, zócalos, parqué y molduras, etc.

Estado de conservación de elementos propios y comunes

Prestar atención a la estructura del inmueble y posibles humedades o grietas.

Ventanas y puertas

Deben proporcionar visibilidad, ventilación y luz, además de aislamiento acústico y térmico, para un mayor ahorro energético y de comodidad.

Electricidad

Cerciorarse que los enchufes cuentan con toma de tierra.

Circuito de agua

Es preciso asegurarse de que los grifos se pueden abrir de forma simultánea sin perder caudal de agua.

Artículos que te pueden interesar también:

¿Cuando se necesita una licencia de obras?

¿Como tasar una propiedad o inmueble?

Formalizar un contrato de compraventa de vivienda privado

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *