Qué son los ganchos de ortodoncia

Todos conocemos que la ortodoncia es el tratamiento odontológico que se utiliza para corregir la posición de las piezas dentales en nuestra cavidad oral, consiguiendo así un aspecto más estético de nuestra dentadura.

 

Qué son y tipos de ganchos de ortodoncia

Muchos podríamos pensar que cuando termina el tratamiento de ortodoncia ya solo quedaría quitarnos los aparatos y disfrutar de la nueva sonrisa, pero no todo acaba ahí, ya que una vez que se retiren los brackets, se necesita otro equipo para que los dientes no puedan moverse a la posición inicial que tenían antes de la ortodoncia y esos son los retenedores.

Para que este elemento de retención de los dientes consiga cumplir con su objetivo, se necesitan emplear en él distintos tipos de ganchos de ortodoncia, los cuales dependen de su complejidad y relación con los dientes, así que vamos a conocer un poco más sobre estos y cómo se elaboran para que sean efectivos.

Ganchos según su complejidad

Todas las personas tienen una dentadura distinta, por lo que el tratamiento de ortodoncia que reciben para modificar la posición de sus dientes también lo es, así que los retenedores que utilizará al cumplir con el mismo, deben tener gachos que respondan a la complejidad del problema resuelto.

Dentro de esta clasificación de ganchos, nos encontraremos con algunos que son simples y otros que necesitan ser dobles para garantizar su efectividad.

Simples

  • Gancho uña o lágrima: este es el tipo de gancho más utilizado en los retenedores, gracias a que es fácil de realizar y porque estéticamente se ve muy bien en la boca, así que no supone un problema para los pacientes que tendrán que llevarlos por un tiempo.
  • Gancho punta bola: para que los dientes se adapten con mayor facilidad se utiliza este tipo de gancho, el cual viene con una esfera metálica en la punta, pero a diferencia del anterior ya viene fabricado y los que elaboran los retenedores solo deben comprarlo en un comercio, aunque debes saber que es muy costoso.
  • Gancho punta de flecha o triangular: los ganchos de este tipo son los que ocupan un espacio superior a los de uña o lágrima, por lo que deben ser colocados sobre dos piezas dentales y no sobre una de ellas.
  • Gancho circunferencial: estos son los gachos que se diseñan especialmente para que los retenedores se sujeten a los dientes molares o caninos, lo que consiguen desde la parte de abajo de la zona de retención del elemento.

Dobles

  • Gancho Duyzings: este tipo de ganchos cuenta con un doblez que hace que se adapte a la mitad de la cara vestibular, uno por la parte distan y otro por la parte mesial.
  • Gancho flecha de Schwarz: estos son los que están formados por flechas o triángulos, con los cuales se consigue una mejor retención posterior, pero hacer dichos ganchos es un poco complicado.
  • Gancho Adams: uno de los ganchos más utilizados en los retenedores, gracias a que son los más efectivos de todos y a que por lo general se adaptan a las piezas dentales posteriores. Una característica de este tipo de gancho es que no contacta directamente con los dientes, se apoya, pero no hace retención como tal, ya que las encargadas de ejercer ese trabajo son sus asas.

  • Gancho medio Adams: estos son los que se diseñan para los dientes posteriores si existe alguna brecha libre, ya que se contornea por el distal hasta el diente en sí. La construcción de este tipo de gancho es similar al anterior, solo que en lugar de colocarle dos asas, se le coloca una sola.

Ganchos según su relación con el diente

Respecto a los ganchos según la relación que tienen con el diente, son los mismos que se utilizan por la complejidad del caso, solo que estos se clasifican como abiertos, cerrados y continuos.

Ganchos abiertos

  • Bola
  • Circunferencial
  • Duyzings
  • Punta de flecha o triangular
  • Uña

Ganchos cerrados

  • Adams
  • Arcos cortos de retención
  • Medio Adams
  • Schwarz

Contínuos

En esta categoría se incluyen aquellos que cuentan con una capacidad y estabilidad mayor, como son los siguientes:

  • Schwarz
  • Ganchos flecha
  • Arcos cortos de retención

Consejos para cuidar los retenedores y los ganchos

Dada la importancia que tienen los retenedores luego de que hemos terminado nuestro tratamiento de ortodoncia, es muy importante cuidar de ellos y por ende de los ganchos que se fabricaron para mantener la retención de las piezas dentales en nuestra boca, así que te diremos algunos consejos para que lo consigas fácilmente.

Retíratelos para comer

  • No comas con los retenedores puestos, ya que además de que se te hará muy incómodo, corres el riesgo de que al comer, si se trata de alimentos duros, poco a poco estos ejerzan fuerza sobre los ganchos y los deformen, lo que te obligaría acudir al ortodoncista para que sean reajustados.

No uses productos químicos para su limpieza

  • Para limpiar los retenedores y los ganchos no vas a necesitar más que dentífrico, más nada. No intentes utilizar productos químicos ni ninguna otra cosa distinta al dentífrico, ya que poner en riesgo el estado de los ganchos y de la resina que tiene el retenedor.

Si tienes dudas pregúntale a tu ortodoncista

  • Lo mejor será que si tienes dudas sobre los retenedores que te han dado las consultes con tu ortodoncista. No te salgas de sus recomendaciones o puede que te cueste más dinero solucionar el problema que generes por no consultarle alguna acción respecto a este tratamiento.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *