Crece el Interés por Fincas Agrícolas y Rurales en el Priorat

crece interes por fincas agricolas y rurales priorat

A pesar del pronóstico económico que se tiene y se mantiene a causa del Covid-19, la oferta del Banco de tierras del Priorat sigue en aumento, lo que ha permitido que el crecimiento respecto a principios de año haya sido más del 34%, por lo que ya cuentan con 176 fincas.

Los agricultores jóvenes son los principales interesados

Además, también se ha visto un número significativo de nuevos demandantes interesados en instalar su residencia en la comarca para conseguir un cambio en sus vidas, siendo entonces un 24% de los que se encuentran fuera del Priorat.

En los últimos meses se ha dado mucho esta tendencia, lo cual ha permitido que la gestión del espacio agrario se dinamice así como también el poder mediar con quienes son propietarios de fincas y con aquellos que están interesados en trabajarlas para su recuperación, llegando a acuerdos para ello.

persona con trigo recien recogido en mano

Aunque se tenía previsto que el Banco de Tierras del Priorat comenzara a trabajar en octubre de 2019, fue hasta diciembre del mismo año que se consiguió de forma totalmente operativo, pero eso no fue una limitante para iniciar sus actividades, ni siquiera por encontrarnos en confinamiento, ya que de forma telemática se logró concretar varios acuerdos, cumpliendo así con la emergencia sanitaria, pero dándole respuesta a las partes interesadas.

Relevo generacional

  • En total fueron cuatro los cuerdos a los que se llegaron de forma telemática, que aunque parece un número muy bajo, resulta ser importante tomando en consideración el poco tiempo que posee el Banco de tierras y el contexto en el que se desarrollaron dichos acuerdos.
  • Vale resaltar que en estos acuerdos los propietarios y demandantes no se conocían de ninguna forma, tampoco habían tenido un contacto visual en algún momento, pero se logra el compromiso entre ellos, gracias a que el Banco de tierras otorga a todos los que están interesados en su programa las garantías necesarias para sumarse y esto genera confianza.
  • Como parte del proceso, tanto propietarios como demandantes reciben toda la asesoría jurídica necesaria, además de la seguridad jurídica de los acuerdos que se alcancen.
  • Un dato interesante sobre los demandantes inscritos, es que se trata de agricultores jóvenes profesionales agrícolas con menos de 40 años de edad y que recientemente se han incorporado a la actividad agrícola.
  • En total hay 49 personas inscritas que destacan por un perfil similar, donde el 40% de estos vive en la comarca del Priorat y un 24% desea se muestra interesada en vivir en ella.
  • Estos demandantes son personas que al contar con un poco de formación agraria, buscan realizar un cambio en su estilo de vida, así que mudarse a un cortijo en una finca y poder desarrollar su proyecto, es la opción ideal y más en estos tiempos donde el panorama parece aún incierto.
  • Pero no solo son los jóvenes agricultores los que están interesados en la oferta del Banco de tierras del Priorat, también hay un grupo de pequeñas empresas que buscas satisfacer sus propias necesidades de consumo, así como también se han mostrado interesados los profesionales agrarios que viven en otras comarcas catalanas.
  • Las opciones de cultivos que entran en los acuerdos son varias. Puedes encontrar fincas de frutos secos y de olivos, aunque la viña es uno de los que tienen mayor demanda.
  • Si resultas interesado en sumarte como usuario a la oferta que realiza el Banco de tierras, no tienes que preocuparte por trámites burocráticos, ya que han dispuesto de un sistema sencillo y que puedes hacer en la sede del Falset, así como también lo puedes realizar en los ayuntamientos de la comarca.
  • Para conseguirlo deberás llenar una ficha de usuario según el tipo de solicitante que seas (propietario o demandante), pero esto puedes hacerlo vía página web del Consell.
  • El impulso de estos acuerdo por parte del Banco de Tierras del Priorat, busca que el trabajo del campo sea retomado, que no se deje a un lado la actividad agrícola y que se fomente entre los jóvenes un interés por estas actividades para que pueda existir una nueva generación de agricultores, dándole así la oportunidad a aquellos terrenos donde sus propietarios ya no pueden gestionarlos.
  • Aquellos terrenos que no pueden ser cultivados en grandes extensiones, son en los que el Banco de Tierras del Priorat está interesado para que se reactiven y que siga la producción de dichas tierras, en este caso, de la mano de nuevos agricultores interesados en ello.
  • Ha sido muy notorio dentro del sector que la tasa de envejecimiento de quienes pertenecen al Priorat es muy elevada, por lo que cada vez son más las cantidades de jubilados que hay y eso termina dejando los terrenos sin actividad, perdiendo entonces la explotación agrícola de estas, por lo que es fundamental que exista un relevo generacional.
  • Ahí fue que se vio la oportunidad de incorporar a aquellos que se muestran interesados en el sector, agricultores jóvenes que trabajen la tierra, bien sea que ya hayan sido agricultores o que quieran ampliar su explotación.
  • Para conseguir la explotación de los terrenos por parte de los nuevos propietarios, las partes interesadas pueden firmar cuatro tipos de contratos: de cesión libre, de parcería, de masovería o simplemente de arrendamiento.

La iniciativa de este proyecto se encuentra dentro del Programa Estratégico de Competitividad Territorial (PECT) Priorat-Montsant-Siurana y que a la vez está dentro del Sistema de Gestión del Paisaje, desplegado en el marco de “Priorat-Montsant-Siurana , mosaico mediterráneo”, a la que aspiran se convierta en Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *