El cáncer de mejillones se extiende por culpa de los humanos

El cáncer de mejillones se extiende por culpa de los humanos

¿Pueden otras especies que viven en este planeta contraer cáncer al igual que los seres humanos? Echa un vistazo y descubre la respuesta.

De qué trata este cáncer

Si se suele utilizar el término cáncer para hablar de más de 200 enfermedades que pueden contraer diferentes tipos de especies, en las que los mejillones están incluidos.

El cáncer de mejillones se trata de una infección que contrae una determinada especie de estos moluscos que se encuentran en el hemisferio norte y que todo indica que, por culpa de los seres humanos, esta enfermedad se estaría extendiendo también hacia América del Sur y Europa.

 

Cáncer de mejillones

Todo indica que esta y casi todas las especies animales también pueden tener cáncer, aunque por motivos más que claros no se conoce este tipo de enfermedad tanto como en los seres humanos.

Según diferentes estudios realizados, solamente se conoce una especie que sería inmune al cáncer y es la rata topo lampiña.

En este artículo te explicaremos por qué esta enfermedad maligna se produce entre estos bivalvos y por qué el ser humano está interviniendo involuntariamente para que esta se propague por todo el mundo.

El cáncer también afecta a los mejillones

Diferentes estudios científicos dieron hace tiempo como resultado que los mejillones tampoco se libran de esta enfermedad denominada cáncer, algo que ya está confirmado en la familia de los bivalvos.

Pero el dato que nos llega en la actualidad, mediante nuevos descubrimientos, es que el ser humano estaría interviniendo en la propagación de esta enfermedad, que se daba solamente en el hemisferio norte, hacia el resto del mundo.

Esta propagación puede llegar a ser voluntaria como involuntaria, dependiendo de los casos, pero tiene que ver específicamente con el comercio y la navegación.

Este puede ser el problema principal de las enfermedades que se encuentran en una determinada parte del mundo y llegan a otra población que se encuentra muy alejada geográficamente y esto parece que podría llegar a afectar no solamente a los mejillones, sino a otros tipos de bivalvos, como pueden ser las almejas.

¿Qué tipo de cáncer tienen los mejillones?

 

¿Qué tipo de cáncer tienen los mejillones?

Los estudios científicos que se realizaron sacaron a la luz que a estos tipos de bivalvos se les encuentra un tipo de cáncer denominado neoplasia transmisible.

Este se encontró por vez primera en una especie particular de mejillón que se llama Mytilus Trossulus, una especie que vive en el hemisferio norte, más específicamente en las costas occidentales de Canadá.

El estudio realizado recientemente que demuestra la propagación de esta enfermedad, reveló un dato que hasta el momento no se sabía sobre esta enfermedad en moluscos.

Esta es transmisible, pero solamente entre bivalvos, es decir, que el ser humano no corre ningún peligro con este tipo de enfermedad.

Para llegar a esta conclusión, se estudió también la existencia de células cancerosas en las estructuras genéticas de otros tipos de mejillones que viven en otras costas, como puede ser el M. edulis, que generalmente se encuentra en Países Bajos y Francia.

Los resultados del estudio

Finalmente, mediante el estudio realizado, se llegó a la increíble conclusión de que las células cancerosas que presentan ejemplares como los que viven en el hemisferio sur son casi idénticas a las de los primeros estudiados, por lo que se entiende que su origen es el mismo, el cual podría ser un ejemplar en particular de M.trossulus.

Aunque también se detectó un tipo de evolución de estas células, que se transfirió por el océano atlántico infectando muchas más especies.

¿Cómo se propagó esta enfermedad?

Todo indicaría que los responsables de la propagación de esta enfermedad hacia todas las especies del mundo tuvieron que ver con la comercialización de los seres humanos.

Es decir, que algunos ejemplares que quedaron incrustados en los barcos y buques y viajaron a través de las aguas oceánicas haya sido el origen de la diseminación.

Según científicos, sería imposible que este ejemplar que vive en aguas del hemisferio norte se haya propagado por sí solo hasta zonas cercanas al ecuador e incluso hasta el hemisferio sur por sí mismas.

Es por eso que la idea de que los buques internacionales los transportaron, es una de las más sólidas.

Por lo tanto, todo parece mostrarnos que la intervención de los seres humanos es el problema de que estas células patógenas hayan sido transportadas y por lo tanto, diseminadas entre otro tipo de moluscos que habitan en otras regiones del planeta.

¿En qué otros animales se ha detectado cáncer?

Muchas diferentes especies pueden contraer esta enfermedad e increíblemente en casi todas, la causa suele ser la intervención voluntaria o involuntaria de los seres humanos.

Esta es una lista con las especies que pueden tener células cancerosas.

  • Cáncer facial en demonios de Tasmania
  • Cáncer en trucha de coral por los rayos UV
  • En tiburones, manatíes y ballenas
  • En murciélagos
  • En caballos

La mayoría de los hallazgos en estos ejemplares responden específicamente a determinadas acciones de los seres humanos.

Estos van desde el arrojar residuos plásticos al mar, la radiación provocada por accidentes nucleares, como el caso de Chernóbil, o como es el caso de los mejillones, la propagación involuntaria de la enfermedad a través de los medios de transporte marítimos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *