Tecnología y humanidad ¿Cuánto hemos avanzado?

ciberespacio

Adquisiciones, información, distracción y empleo son algunas de las cosas que es posible realizar de forma online, sin embargo y al ingresar dentro del ciberespacio y en el mundo de la tecnología, las personas no siempre suelen ser conscientes de que llegaron a un mundo virtual en el cual el tiempo pasa de manera distinta.

El avance a través de la tecnología y la humanidad

De acuerdo con una psicóloga, actualmente el ciberespacio consiste en un “universo hiperconectado” donde se alteran apreciaciones y emociones.

Múltiples personas no lo notan, pero se encuentran en algún sofá y al conectarse todo se mantiene igual. Dentro de su mente no se han movido, sin embargo las condiciones resultan ser totalmente distintas a las se tienen en la vida real, razón por la cual, los instintos suelen fallar mientras se está dentro del ciberespacio.

De acuerdo con especialistas, varios de los efectos que una persona presenta debido a la conectividad a Internet consisten en desinhibición online, anonimato, invisibilidad e imaginación disociativa y alteración del tiempo.

Vamos a tratar estos efectos uno a uno

-Desinhibición online: Sensación de ser quien desees ser, estimulación para hacer y decir cosas dentro del universo cibernético que no harías o dirías al estar en el mudo real.

-Anonimato: Algunos usuarios de Internet utilizan algún “nombre de usuario”, de tal modo que consiguen separarse de las acciones de la sociedad al igual que se su verdadera identidad.

-Invisibilidad: Cuando están frente a la pantalla de sus ordenadores, móviles, etc., las personas no suelen preocuparse por su aspecto, cómo suena su voz, o por ciertas limitaciones físicas.

-Imaginación disociativa y alteración del tiempo: Múltiples usuarios imaginan su vida dentro de la red como si de un juego se tratara, con reglas que no siguen en su vida cotidiana, disociando las acciones online de la realidad offline.

Igualmente, las personas tienden a experimentar una distorsión del tiempo al buscar a través de las redes sociales, leer información digital, acceder a vídeos o chatear. De hecho no hay consciencia sobre la cantidad de horas que duran realizando dichas actividades, por lo que algunos llegan al punto en el que se presentan como casos de usuarios adictos a la tecnología y otros que presentan mucha ansiedad debido a la ciber-socialización.

Hay una postura científica que indica que las nuevas tecnologías trastornan las relaciones humanas hasta el punto, que actualmente, las personas alrededor del mundo tienen menos sexo. Aunque estamos viviendo una era muy liberal en cuanto al sexo, varios investigadores explican que actualmente las personas se encuentran teniendo menos relaciones que décadas atrás.

La aparición de la pastilla anticonceptiva, la revolución sexual y el apogeo de Internet, permitieron que actualmente haya incrementado la conformidad acerca de las conductas que antiguamente eran rechazadas.

¿Pero qué cambió? ¿Internet junto a las redes sociales tienen culpa?

Las respuestas resultan mucho más evidentes de lo que se podría imaginar, aunque la tecnología causa un gran impacto en la vida sexual, no se trata de la única culpable en la reducción de la misma. Dado que también intervienen la fatiga, el stress laboral e incluso, el propio bienestar del organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *