ECrowd! Préstamo colectivo a las renovables

finacia ecrowd

L’Ametlla de Mar es un pueblo con sólo 7.000 habitantes. Telefónica no quería poner fibra óptica porque no le salía por anticipado. En esta población, a consecuencia de la negativa de la empresa de telecomunicaciones, se creó una operadora alternativa, dando trabajo a gente de la villa, para instalar la fibra en el centro del pueblo. Esta instalación se financió con un crédito de ECrowd!

ECrowd! es una plataforma de financiación participativa. Jordi Solé, director de operaciones de ECrowd!, lo explica más en detalle: “El que intentamos es que mucha gente haga préstamos de inversión en proyectos que tengan impacto positivo”. Qué quiere decir esto? ECrowd! busca proyectos de inversión en cooperativas, empresas, asociaciones, comunidades de vecinos o clubes deportivos para sustituir tecnologías antiguas, ineficientes y contaminantes por otros de nuevas, eficientes y menos contaminantes. De este modo, el ahorro generado sirve para pagar las cuotas del préstamo y devolver el dinero. Un golpe pagado la deuda, el cliente disfruta del ahorro de usar el nuevo recurso, energía o infraestructura.

Los vecinos de l’Ametlla de Mar presentaron el proyecto: si un 30% de los vecinos se pasaba a la operadora local, los salían los números. “Fue todo un éxito”, dice Solé y continúa: “No sólo se apuntó gente suficiente a la operadora local, sino que otros muchos calers y caleres se pusieron en lista de espera”. El proyecto de l’Atmetlla se financió con un préstamo de 100.000 euros, dividido en cuatro tramos de 25.000 euros para extender el cable de fibra óptica. Con el dinero que los vecinos se ahorran de la antigua tarifa de Internet, van pagando el préstamo. Esta inversión ha hecho que dos empresas de poblaciones vecinas se hayan desplazado a l’Atmetlla para disfrutar de la nueva conexión.

Financiar renovables de manera colectiva

Este es un ejemplo de qué es y cómo funciona ECrowd! Cuando una empresa tiene un proyecto de inversión para cambiar una tecnología que sustituya otra de ineficiente, puede presentar esta propuesta al equipo de Solé y ellos lo validarán. Si es viable y puede generar ahorro y capacidad de pagar el préstamo, se ajustan los plazos de pago a la recuperación de la inversión y se presenta a la plataforma para que los inversores decidan poner dinero.

La plataforma cuenta con unos 700 inversores que han movido unos 300.000 euros por tres proyectos. Estos inversores reciben unos intereses: “Es un cambio de chip, estamos acostumbrados a tener el dinero al banco, con ECrowd! cada cual puede ser un pequeño banco”. La plataforma se asegura que los proyectos son viables, económicamente y legal, para poder devolver el dinero con un supervisor independiente y, además, afirma Solé, “Siempre financiamos energías probadas, no financiamos experimentos”. Quizás además largo plazo sí que se plantean contratar un seguro por impagos, “cuando haya bastante demasiado crítica de inversores”.

“Esto no hay quién lo pare”

La empresa se constituyó a principios de 2014 y se instalaron a la incubadora de Almogàvers de Barcelona Activa. Matthieu van Haperen, ingeniero holandés, y Solé, economista con experiencia en análisis de riesgos, se conocieron por conocidos comunes. Cuando Harpen explicó a Solé el concepto de ECrowd!, “marché de mi trabajo y nos pusimos a programar”.

Hoy en día a la empresa trabajan cuatro personas además de una red de personas que buscan potenciales proyectos de inversión o inversores. “Nos encontramos en fase de crecimiento” y, de hecho, este verano han levantado 154.000 euros con la plataforma Crowdcube de financiación colaborativa por empresas. La empresa espera, hasta final de año, haber financiado siete proyectos y mover 400.000 euros más. Todo y la corta vida de la plataforma, la previsión de facturación para el 2015 es de 27.000 euros y de 140.000 euros para el 2016.

Los planes de futuro pasan por el crecimiento. Desde la ley de regulación del crowdfounding, estas plataformas han crecido en visibilidad: “Ya hemos presentado la solicitud a la CNMV para ser plataforma de financiación participativa y ahora queremos crecer en volumen de operaciones y en nuevos sectores como por ejemplo la biomasa”, explica Solé. ECrowd! quiere lanzarse a financiar proyectos de renovables, porque, a pesar de que saben que la regulación se ha endurecido, “con el solo que tenemos, las renovables son el futuro y esto no hay quién lo pare”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *