Compra hornos brasa y monta tu propia pollería

hornos brasa

Los restaurantes de pollo asado tienen una gran afluencia porque esta ave le gusta a la mayoría de personas, hay menús de almuerzos de bajo costo o es perfecto para compartir con la familia los fines de semana, de ahí que muchos emprendedores hayan decido iniciar con una pollería. Si tú mismo ya has visualizado esa posibilidad de negocio, este artículo es para ti.

Si bien la acogida del pollo asado es una ventaja, tantos negocios de lo mismo es una desventaja, por eso es fundamental que brindes a tus clientes un valor agregado con la decoración de tu local, la posibilidad de celebrar fechas especiales, la variedad en la carta y sobretodo los mejores hornos de brasa, para que tu producto gane fama por ser el más delicioso de toda la ciudad.

Elige bien los hornos brasa de tu local

Busca un sistema que rote y traslade los pollos de manera automática, para que todos queden con un dorado parejo por todos los lados, otra opción es que te hagas con hornos brasa con mayor temperatura en la parte superior, que siempre estén girando los pollos y hacia abajo cada hilera cuando estén listas las aves.

Ambas opciones minimizan el riego de quemar la materia prima y por lo tanto parte de las ganancias, además da la ventaja adicional que las grasas y los néctares de los pollos de encima caen y potencia el sabor de los de abajo.

Hay que aclarar que eso no significa que los pollos de arriba queden secos y los de abajo jugosos, pues los primeros pasan a la parte inferior de los hornos brasa, donde reciben sus deliciosos jugos de nuevo.

hornos brasa

Te recomendamos hornos de brasas a gas, ya que el tiempo de cocción es menor respecto a otros, y que cada varilla o espada donde se pongan los pollos cuente con su propio motor, para que las fallas sean localizadas y el resto del equipo pueda seguir produciendo ganancias para ti.

Cuida el planeta con hornos brasa ecológicos

Heriberto Ruiz, un peruano que hace tiempo está dedicado a la fabricación y venta de hornos brasa fue quien dio el salto de los hornos de carbón a los de gas e inventó una variable de este producto para cocinar con leña y otra para ser amable con el medio ambiente si dejar de preparar mágicas recetas y lo mejor es que cualquiera de estos tipos de horno está a tu alcance.

El horno ecológico reduce el tiempo que los pollos deben estar en las brasas, ya no tienes que esperar una hora y media, basta con 40 minutos, tampoco emite humo o lo hace en pequeñas cantidades, porque el carbón está a los lados del equipo y eso evita que el fuego se avive cuando cae la grasa de los pollos.

Si optas por un horno ecológico eso también puede ser un valor agregado al momento de promocionar su empresa, cada vez hay más personas interesadas reducir su huella de carbón y cuidar el aire, el agua y la naturaleza en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *